Myself, yourself

A veces cuesta mirar atrás y ver que, en el fondo, sigues teniendo dentro de ti aquella niña pequeña que fuiste una vez. El tiempo pasa, los sentimientos cambian, las personas entran y salen de tu vida. Pero los recuerdos… Algunos recuerdos son infinitos. No importa si son buenos o malos, simplemente están ahí, en alguna parte de tu corazón. Y a veces, cuando algo del pasado se cruza en tu camino sin previo aviso, regresas a aquella época que marcó tu vida por un instante. Y de repente, ni lo bueno te parece tan maravilloso, ni lo malo te parece tan cruel. La experiencia es un grado, y te ayuda a madurar, a crecer, a superar aquellos obstáculos que una vez creíste que llegarían a superarte. Y mírate ahora. El tiempo ha pasado y te has convertido en una mujer. A veces débil, a veces valiente, pero al fin y al cabo eres alguien en quien has trabajado para llegar a ser lo que eres hoy. Y por poco que pueda parecer, ser quién eres es tu mayor éxito y tu verdadero trabajo en la vida. Por eso, tienes que esforzarte en quererte, en hacerte feliz y en llegar a conseguir todo aquello que te propongas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: